Saturday, August 30, 2014

Museo Pipiripi organiza concurso de voladores

En el marco de la fiesta del viento, hoy y mañana, domingo, desde las 15.00 hasta las 18.00 horas, la Alcaldía realizará el segundo concurso de voladores en la colina del Espacio Interactivo Memoria y Futuro, ubicado al frente del parque Laikacota.

El responsable del Espacio Pipiripi, Sergio Ríos, informó que toda la población paceña está invitada a ser parte de este concurso que se realiza cada año con la finalidad de preservar las tradiciones y fortalecer la interacción entre generaciones, es decir, niños, junto a sus padres o abuelos.

Con esta actividad, la comuna concluye el mes de la fiesta del viento (Wayra Phaxsi), que estuvo conformada por los concursos de juegos tradicionales, cuentacuentos, música de viento y recetas tradicionales.

El único requisito para ser parte del certamen es conformar equipos intergeneracionales; es decir, un adulto y un niño como mínimo que construyan un volador y que acudan al Pipiripi para hacerlo volar. Además deben llenar un formulario que se encuentra en la página web de la Alcaldía (www.lapaz.bo/pipiripi).

“Desde las 15.00 hasta las 18.00 tenemos un buen viento en nuestra colina que permitirá elevar los voladores. Esperamos como el año pasado la participación de los niños, junto a sus abuelos, para que construyan su cometas”, manifestó.

En 2013 el concurso contó con la participación de más de 100 voladores con diferentes diseños y estructuras.

“Se tuvo una variedad de voladores tridimensionales, con figuras de animales, de personajes de los dibujos animados y con figuras de símbolos patrios, fue algo hermoso y muy llamativo, puesto que los niños bautizaban a sus cometas con nombres muy simpáticos”, manifestó.

EVALUACIÓN

El jurado calificador estará compuesto por personal de la Unidad de Museos y de la Delegación Municipal para el Fomento de la Interculturalidad que tomará en cuenta la creatividad, el tipo de vuelo del volador y el material de construcción que debe ser amigable con el medioambiente.

El Espacio Pipiriri dará a conocer la nómina de los ganadores en la primera semana de septiembre y el 21 será la premiación. Se entregarán certificados de participación a todos los concursantes.

Friday, August 29, 2014

Ñawpa Manka Mikhuna busca recuperar las tradiciones

La Ñawpa Manka Mikhuna, a través de actividades recreativas, culturales y gastronómicas, busca recuperar las tradiciones de nuestros abuelos, dijo uno de los organizadores del evento, Wilfredo Camacho.

El evento se realizará el domingo 31 de julio a partir de las 10:00 en la plaza de las Banderas (avenida Ballivián, cerca al estadio Félix Capriles).

Las actividades contemplan juegos populares, que abarca el jugar con bolitas, chuis, trompos, entre otros. Esta actividad estará a cargo de los niños del Centro de Educación Permanente Jaihuayco de la zona sur.

Así también se podrá degustar de platos típicos de “nuestros antepasados”, afirmó Camacho.

Entre la oferta gastronómica se podrá hallar platos típicos como ph’iris, tojoris, kispiñas, peqtus y una variedad de tostados.

“Queremos hacer de la Ñawpa Manka Mikhuna un referente muy importante para contrarrestar las comidas chatarras. Queremos que sea un elemento contestatario a la comida rápida”, manifestó Camacho.

En cuanto a entretenimiento, se realizarán concursos de bailes con las orquestas que llegarán de Cliza y Tarata.

Asimismo, en el marco del evento, habrá una exposición de antigüedades y reliquias. “Se trata de una exposición de objetos que antiguamente se tenían en el hogar. Las personas podrán conocer cómo era la vida de la Cochabamba de antaño”, agregó Camacho.

Entre las novedades para esta versión de la Ñawpa Manka Mikhuna, los organizadores dijeron que se instalará un “choclo” de cinco metros de alto que funcionará como un manifiesto. Camacho explicó que en cada grano, los niños o jóvenes, podrán plasmar un mensaje altruista.

El objetivo último que persigue esta actividad, de acuerdo con los organizadores, es recuperar el espíritu de autoestima del cochabambino y que sepa cuáles son sus raíces culturales.

Monday, August 25, 2014

Miniaturas que dan esperanza a peregrinos de Urcupiña

Miles de feligreses llegaron ayer hasta Quillacollo para adquirir diferentes productos en miniatura en la Feria de Alasitas que se realiza en la avenida Martín Cárdenas, a los pies del cerro de Cota donde apareció la Virgen de Urcupiña.

Las compras mayores fueron de los productos de la canasta familiar. Verduras, carnes, frutas y abarrotes fueron los más requeridos por los feligreses. Pero también hubieron quienes adquirieron vehículos, casas, material de construcción, títulos profesionales y otros.

Alrededor de mil comerciantes ofrecieron durante el día todo lo necesario a los visitantes “para que no les falte nada en el hogar”.

En la mañana de ayer se realizó una misa en el templo de San Ildefonso y la procesión hasta la plazuela, cerca de la Feria, con la imagen de la Virgen.

El capellán del templo y director del museo-convento Santa Teresa, padre Linton Guzmán, participó de la bendición de todo lo que fue adquirido por las familias.

“Las miniaturas dan esperanza para que no falte el pan de cada día en el hogar”, señaló.

La avenida donde se realizó la Feria quedó pequeña. Hubo aglomeración en el sector de comidas y de la venta de abarrotes y las canastas con los diferentes productos. Los comerciantes y compradores coincidieron en que es necesario un mayor orden.

Sunday, August 24, 2014

Abren Feria de Alasitas por la Virgen de Urkupiña

Como parte de las actividades de la festividad de Urkupiña, ayer se inauguró oficialmente la Feria de Alasitas con la participación de más de 1.500 comerciantes y artesanos que llegaron de diferentes ciudades del país.

La actividad se inició a las 10:00, con una misa en el templo San Ildefonso, posteriormente los comerciantes realizaron una procesión con la imagen de la Virgen de Urkupiña, hasta la avenida Martín Cárdenas y plaza Siles (de las Sirenas), donde el alcalde Charles Becerra inauguró la actividad.

“La Alasita es una expresión de fe, donde los creyentes compran las miniaturas que reflejen sus deseos y anhelos para pedir a la Virgen que los convierta en realidad. Muchos devotos vienen para que ella los bendiga con una casa, un terreno, un hijo y otros”, dijo Becerra.

La concejal Alicia Salguero informó que está actividad forma parte de las actividades de la festividad de Urkupiña, a donde las personas asisten para comprar sus deseos en miniatura para que estos se hagan realidad.

“Las población viene a comprar lo que desea que se haga realidad, por ejemplo, muchas amas de casa compran las canastas de alimentos, para que no les falte todo el año”, dijo.

Salguero, que también es comerciante, dijo que venden títulos de propiedad de autos, casas, tiendas y platos en miniatura.

Afirmó que cada año el número de comerciantes se incrementa más. “Los artesanos llegan de Oruro, La Paz, Santa Cruz. Este año hemos ocupado cinco cuadras de la avenida Martín Cárdenas”, acotó.

Monday, August 18, 2014

Cochabamba Se abre Feria de Alasitas con 800 artesanos

Ayer en el municipio de Quillacollo arrancó la fiesta de Alasitas con la presencia de aproximadamente unos 800 vendedores y artesanos que vienen de todo el país, sobre todo de La Paz.

Los expositores ya tomaron ubicaciones en la avenida Martín Cárdenas al sur de ese municipio y se quedarán hasta el domingo 24 de agosto.

En tanto, a dos días de concluidas las principales actividades en honor a la Virgen de Urkupiña, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Quillacollo Yuri Tapia evaluó a la festividad como “tranquila”, pues a diferencia de años anteriores no se registraron hechos de sangre ni disparos de arma de fuego. Dijo que una de las razones por el bajo índice delictivo fueron las detenciones preventivas de antisociales que hicieron antes de la fiesta.

La venta de las miniaturas ya comenzó y muchos devotos de Urkupiña se dieron cita ayer para abastecerse de productos de la canasta familiar. “Hemos comprado verduras, frutas. Todo lo que es necesario para el hogar, hay que tener mucha fe para que no falte nada”, dijo Hilda Pereira. Ella, como muchos, se preparaba para cocinar una “sopa” con las verduras adquiridas en la Feria de Alasitas de Urkupiña.

A primera vista lo que uno puede apreciar en la feria tradicional, de origen paceño, son miniaturas de: quintales de arroz, fideo, cereales como lenteja, cargas de papa, tomate, cebolla, carnes de res, pollo y chorizo cuyo valor oscila entre 1 y 5 bolivianos.

Varias miniaturas de apanados y huevos de codornices fueron comercializadas por Carola Flores, cuya familia se dedica a este negocio por generaciones. “Mi mamá nos ha inculcado en esta tradición”, expresó.

“Ahora estoy llevando abarrotes (macarrón, harina, arroz), a parte se llevar carnes y verduras. Una vez que se compra se cocina, se prepara”, dijo otra compradora, Lenny López, que recorrió las cuatro cuadras que abarca la feria, acompañada de su hija y esposo.

También, se encuentra el sector de los objetos de construcción y mobiliario. Ahí se comercializan carretillas, picotas, palas, bolsas de cemento y todo lo necesario en el rubro de la construcción de viviendas.

También se ofrecen miniaturas de autos de diferentes modelos y viviendas. “Todo completo para hacer una casa cuesta 15 bolivianos”, dijo Eva Limachi, artesana en miniaturas y herramientas hace 25 años.

Existen también televisores plasma, celulares, laptops, tablet y cámaras. Los comerciantes informaron que fabrican los pequeños objetos con dos meses de anticipación y llegan a vender un promedio de 5 mil bolivianos durante los siete días de la feria.

El ritual no se cierra con la compra de los objetos en miniatura, ya que estos deben ser llevados ante la Virgen de Urkupiña para ser bendecidos.

La variedad se extiende a los objetos de aseo personal, pasta para dientes y jaboncillos, como también a las comidas. Una gran cantidad de personas degustó los platos en miniatura de picante de pollo, pique macho, charque, chicharrón a un costo de 10 bolivianos. La inauguración de la feria se realizará oficialmente el miércoles. Se espera que la mayor cantidad de visitantes llegue el domingo.

LA FERIA DEL PAN, WHATIA, CH’ALAKU Y PLATOS TíPICOS SE REALIZó AYER EN LA PLAZA PROGRESO DEL MUNICIPIO DE ARAN

Más de 100 años de antigüedad tiene la creación del Mama Qhonq’achi (que en quechua significa para olvidar a la mamá), el típico pan del municipio de Arani. Las creaciones de las panaderas van desde 20 hasta los 50 centímetros de diámetro, en un preparado que, a un poco más del centenario de su creación, mezcla tradición e innovación.

Originalmente, el pan de Arani, según explicó Juana Miranda, vendedora y asociada de una de las panaderías centenarias de Arani, se lo hacía con harina de Pocoata (integral o “mestiza”), manteca de cerdo y preparado en horno de barro a leña y piso de ladrillo.

En la actualidad, por un tema de “salud” se prescindió de la manteca de cerdo, reemplazándola por vegetal. Asimismo, la harina no es cien por cien integral como antes, ya que se la mezcla con harina blanca, precisó Miranda.

Lo mismo sucede con el horneado del pan, ya que debido a las características de los hornos tradicionales, los panes de 30 y 50 centímetros no caben por la “boquilla”, que es pequeña. Para estas variedades los panaderos utilizan hornos industriales a gas.

La panadería Mama Qhonq’achi, que cumplió 100 años el 25 de julio de este año, todavía prepara el pan integral, que mayormente lo compran personas con diabetes, informó Reyna Camacho, propietaria.

Así también, Ortiz manifestó que para la festividad de Arani, sacan al menos 24 variedades de pan, como el de wilkaparu, choclo, cereales, bizcochos, entre otros.

“Por más que nos imiten, no es igual, tenemos un secreto muy especial, que lo llevamos en la sangre y en nuestros corazones, que es el amor a la satisfacción de nuestros clientes”, precisó Ortiz.

De acuerdo con Edgar Delgado, un comprador presente en la feria, el pan gusta por “la consistencia harinosa, que es su cualidad o especialidad. El pan sigue siendo agradable, ya no es como antes, pero aún sigue siendo mejor que el pan regular”.

Tomando en cuenta los cambios que fueron introduciendo los panaderos de Arani para la preparación, estos consideran “difícil y complicado” que el proceso de elaboración se industrialice, porque todavía es hecho a mano, hasta al momento de “t’aqllar” (aplanar) el pan.

“Como el pan es grande y difícil de llevar es complicado pensar en exportar. Si se lo industrializa (el pan) perdería su esencia”, agregó Miranda.

Aún así, ese detalle no evitó que el pan llegue a países como Argentina, Chile y Estados Unidos. “El pan de Arani, que es tan cotizado, va a donde el cochabambino viaja”, dijo Miranda.

Como explicó Ortiz, muchos cochabambinos viajan solo para comprar este “rico y único” pan, salidos directo del horno para “llevárselos bien calientitos”.

Friday, August 15, 2014

Los abuelos enseñarán a hacer voladores

El 20 de agosto, (15:00) en el parque Laikacota, abuelos enseñarán a los nietos a cómo hacer voladores utilizando paja y papel sábana, en la actividad denominada "Thayampi Anatañani”. La idea es transferir conocimientos en estos juegos de antaño.