Wednesday, November 19, 2014

Medio centenar de tradiciones aspiran a convertirse en patrimonio inmaterial

Un total de 46 tradiciones, entre ellas una española y cinco latinoamericanas, aspiran a ser designadas como patrimonio inmaterial de la humanidad en la selección que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) realizará entre los próximos 24 y 28 de noviembre en París.

Junto a la elección de la llamada Lista Representativa del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, también se escogerá, entre ocho candidaturas, a los nuevos integrantes del registro de elementos que necesitan una protección urgente.

España aspira a figurar en la lista representativa con las tamborradas, rituales con toques de tambores, que incluyen un sinfín de manifestaciones, desde la Rompida de la hora en el Bajo Aragón a la Fiesta de los tambores o Tamboradas de Mula y Moratalla, en Murcia.

Esta candidatura fue elaborada con la participación de cinco comunidades autónomas que comparten ese mismo "lenguaje común".

Sin embargo, el comité técnico que analiza a los aspirantes ha situado la candidatura española en la categoría de "aplazado", lo que quiere decir que por ahora no recomienda su inscripción, pero que aún podría ser incluida en la Lista de Patrimonio Inmaterial la semana que viene.

Ese mismo comité recomendó inscribir en el registro al phujllay y el ayarichi, músicas y danzas de la cultura yampara, de Bolivia; al capoeira brasileño; al baile chino, de Chile; y a la fiesta de la Virgen de la Candelaria, de Puno, Perú.

Precisamente, esta última ha abierto la polémica en Bolivia, que ha protestado porque en esa festividad se baila la diablada, morenada, caporales y otras danzas propias del Carnaval boliviano de Oruro, que ya forma parte del patrimonio inmaterial.

En declaraciones a la prensa, la secretaria de la Convención de la Unesco, Cécile Duvelle, auguró que "habrá debate" a este respecto la semana que viene, pero cree que la tradición peruana será finalmente aceptada, porque, recordó, "la inscripción no significa una noción de exclusividad".

Por contra, el comité que examina las candidaturas desaconsejó la inscripción de la candidatura argentina de la cultura de los cafés en Buenos Aires.

En total, explicó Duvelle, alrededor de un 70% de los aspirantes han recibido la luz verde del comité técnico para su inclusión en la lista, aunque ello no implica necesariamente que esas recomendaciones se vayan a cumplir al pie de la letra la semana que viene.

Un total de 161 países han suscrito la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco desde su aprobación, en 2003.

Entre los pocos países que no se han sumado a ese acuerdo (lo cual, recordó Duvelle, no quiere decir que no protejan bien su patrimonio), están Estados Unidos, Rusia, Canadá, Reino Unido o Australia.

Tradiciones aspiran a convertirse en patrimonio

Un total de 46 tradiciones, entre ellas cinco latinoamericanas, aspiran a ser designadas patrimonio inmaterial de la humanidad en la selección que la Unesco hará el 24 y 28 de noviembre en París.

El comité técnico que analiza a los aspirantes recomendó inscribir en el registro al pujllay y el ayarichi, músicas y danzas de la cultura yampara, de Bolivia; la capoeira brasileña; al baile chino, de Chile; y la fiesta de la Virgen de la Candelaria, de Perú.

Precisamente esta última ha abierto la polémica en Bolivia, que ha protestado porque en esa festividad se baila la diablada, danza propia del Carnaval de Oruro, que ya forma parte del patrimonio inmaterial, además de otras danzas características del occidente del país.
La plaza 24 de Septiembre fue escenario ayer de un acto simbólico que incluyó la presentación de bailes típicos, como la morenada y la kullawada, en señal de protesta.

Edson Hurtado, jefe regional del Ministerio de Culturas y Turismo, informó de que el ministro de esta cartera de Gobierno, Pablo Groux, viajará en los próximos días a París, sede de la Unesco, para presentar una queja formal en contra de los peruanos. “Protestar bailando en diversas cuidades del país es una iniciativa apoyada por el Gobierno”, explicó Hurtado

Tuesday, November 18, 2014

Tradiciones chiquitanas en Concepción

Costumbres y juegos populares casi olvdados en la Chiquutania fueron revividos en Concepción el domingo. La jornada comenzó con una misa en el templo misional donde se concentraron las autoridades y el pueblo luego de una caminata desde El Paúro hasta la plaza principal. El evento lo organizó el gobierno municipal.

Sunday, November 16, 2014

Alasitas intenta mantener en vigencia las miniaturas

La Feria de Alasitas continúa siendo la mayor vitrina que los artesanos tienen en Cochabamba para exponer sus creaciones; sin embargo, este espacio está cada vez más invadido por productos importados. Entre los artesanos que aún quedan está Bernardina Contreras que hace diminutas hormigas de porcelana y ha creado “Hormigolandia”. También está Constantino Tapia, uno de los vendedores más antiguos de abarrotes y utensilios en miniatura.

Estos y otros artesanos coinciden en afirmar que los juguetes de plástico son las que abundan. Bernardina explicó que ella elabora cada una de sus hormigas con porcelana fría y alambre, los materiales que más utiliza para dar vida a pequeñas hormiguitas, que llegan a medir hasta seis centímetros. Su oferta contiene 150 profesiones representadas por diminutas y coloridas hormigas.

“Hormigolandia” está en la Feria de Alasitas desde hace 18 años y cada edición presenta novedades en profesiones. Sin embargo, la artesana comentó que este año, la feria no fue productiva por el lugar que se eligió para la reubicación. “Hemos empeorado, porque el lugar tiene mucha tierra, llueve y se hace barro. Estamos pésimos en ventas”, dijo.

Constantino Tapia, uno de los artesanos más antiguos que expone sus productos hace más de 40 años, expresó que fue uno de los fundadores de la Feria de Alasitas. Contó que el término “alasa” significa “cómprame” en aimara y que la tradición está relaciona con la leyenda del Ekeko o dios dela abundancia. Lamentó que Cochabamba no cuente con un espacio propio para exponer sus creaciones. La feria se ha establecido en diferentes zonas como la calle Aroma, La Recoleta, la Costanera y ahora la avenida Sajama.

Contó que el envasado de abarrotes es un negocio familiar, en el que participan al menos siete personas. Añadió que los niños son los que más aprecian su esfuerzo y quedan maravillados con los productos de miniatura que ofrece.

A pesar de que alasitas es una feria diseñada para los artesanos de las miniaturas, el comercio de comida y juegos ha aumentado. Después del paseo las familias tienen la posibilidad de ir a las casetas de juego y probar la suerte sin blanca, los niños pueden subirse al tren, la montaño rusa o el carrusel.

La feria que este año cuenta con 700 expositores concluye este domingo con una oferta en textiles, aluminio, abarrotes, cuero, madera y otros. Entre los productos clásicos están las frutas y menaje de cocina.

Sunday, November 9, 2014

Video El culto a las Ñatitas, una tradición que asombra a propios y extraños

'Ñatitas', mezcla de la fe con el paganismo

El cementerio de La Paz volvió a transformarse ayer en un escenario de la mezcla de la práctica de la fe cristiana y la fe en los poderes de las calaveras con motivo de la festividad de las "Ñatitas", cuyos devotos no sienten conflicto alguno por esa combinación.

Como cada 8 de noviembre, los creyentes en las llamadas "Ñatitas" o calaveras ocuparon el camposanto para situarlas en pequeños altares improvisados en la capilla, al paso, en los mausoleos y en los nichos para que reciban veneraciones. La mayoría de los devotos son indígenas aimaras, herederos de una costumbre prehispánica andina de adoración de los cráneos, pero que hoy también es seguida con fervor por clases sociales urbanas.

Iglesia lo rechaza. La Iglesia católica advirtió varias veces a sus fieles, de que esta veneración no está de acuerdo con su fe y que los restos mortales no pueden ser profanados y deben ser respetados hasta la resurrección de los muertos que proclama el cristianismo. Las reflexiones en ese sentido, en español y en aimara, fueron repetidas hoy dos veces por el sacerdote Jaime Fernández, el párroco del templo del cementerio, ante los centenares de fieles de las "Ñatitas" que le exigían una misa dedicada a sus calaveras. Hace cinco años que el párroco ya no realiza la celebración eucarística para no fomentar la adoración de los cráneos debido a una instrucción del Arzobispado de La Paz, aunque hoy se vio obligado a hacer las reflexiones ante centenares reunidos en su capilla con calaveras en urnas de cristal o en cajas de cartón. Los seguidores de las "Ñatitas", llamadas así porque los cráneos no tienen nariz, dijeron que las palabras del párroco igual se pueden considerar como una misa para sus calaveras, así que se dieron por satisfechos con su presencia en dos ocasiones. A esa mezcla de la fe en las calaveras y la fe cristiana se añade un tercer elemento con las fiestas privadas que organizaron los devotos más prósperos, llamados "prestes", con abundante alcohol y comida para decenas de personas, tras abandonar el cementerio.

Orígenes
Se cree que la costumbre nace en la época precolombina

Ñatitas. Data de la época precolombina antes de la llegada de los colonizadores españoles, era realizado con chullpas las cuales era extraídas de los mausoleos para su veneración. De acuerdo a la concepción andina, la muerte del cuerpo no implica la desaparición del alma que después de la muerte sigue ligada al cráneo.

Falsos curas y turistas fueron parte del festejo de las ñatitas

Falsos curas y turistas extranjeros participaron, ayer, en la fiesta de las ñatitas realizada en el Cementerio General de la ciudad de La Paz. Finalizada la ceremonia, algunos creyentes organizaron prestes en homenaje a las calaveras en salones de fiestas próximos al camposanto.
"Podemos destacar dos cosas, la presencia de turistas extranjeros, más que el año pasado, y a una o dos personas que se han hecho pasar por curas. Una de éstas es una persona morena. No solamente vienen en el festejo de las ñatitas, sino también a los entierros (...). El cura de la capilla del cementerio fue claro y dijo que no bendecirá a ninguna ñatita. Han asistido alrededor de 2.000 mil personas”, informó el administrador del Cementerio General, Alexis Tavera.
Por otra parte, una de las personas sindicadas de hacerse pasar por cura, no quiso revelar su identidad y negó las acusaciones del administrador del Cementerio General. Mientras sostenía el pedazo de una botella PET y un clavel para esparcir "agua bendita”: "Yo soy parte de la fe católica, es mi derecho estar aquí”, dijo.
Es que ningún sacerdote bendice a las ñatitas.

Desde las 8:00 una multitud de fieles se congregó en el Cementerio General para rendir homenaje a las ñatitas. "Cada persona homenajea de diferentes formas. No hay una regla. Por ejemplo, algunos solamente vienen al cementerio, asisten a la misa y comparten un momento con sus ñatitas. Otros, organizan prestes”, explicó Marcelino Pancara, un creyente.
Cada vez que Isabel Zúñiga recuerda a sus tres calaveritas, una sonrisa se apodera de su rostro producto del cariño entrañable que siente por éstas. "Se llaman Martín, Cirilo y Rafael, son unas almitas de 1960 (...). Ellos se comunican con nosotros a través de los sueños. Los tres nos ayudan bastante, por ejemplo le dieron la fuerza necesaria a mis hijos para que salgan profesionales”, relató. Ella como muchas personas asisten al camposanto para ser parte de la festividad que se celebra esta fecha.
Al mediodía, un grupo de turistas extranjeros, con cámaras fotográficas en mano, observaban detenidamente las calaveritas que se encontraban en el sector "la ñatitas”. La mayor parte de ellos eran de Argentina, España, Francia e Italia.
Mientras agarraba una cámara fotográfica profesional, Milena Alameda, de nacionalidad española, contó que es la primera vez que es parte de esta celebración y que es algo que la motivó a visitar La Paz. "Es algo realmente sorprendente, un amigo de Austria me contó acerca de esta tradición boliviana, pero no la creí, el primer momento que vi la cabeza de una calavera me dejó impactada, es algo asombroso”, manifestó. Drina Dumbua, de nacionalidad francesa, complementó que es una de las costumbres más atractivas que vio en el mundo. "Los creyentes nos explicaron su tradición”, expresó.
Finalizada la fiesta de las ñatitas, algunos creyentes se dirigieron a salones de fiestas para homenajear a sus calaveritas que según varios testimonios "son sus compañeros de vida”.
Donald Álvarez, al ritmo de los khantus de Charazani, destacó que tiene 17 ñatitas que forman parte de su familia. "El motivo por el que hacemos preste forma parte de mi fe y devoción que les tengo. Es una forma de hacerles homenaje”, afirmó.


Intendencia y Policía decomisaron alcohol y armas cortopunzantes

La Intendencia Municipal de La Paz y la Policía Nacional decomisaron cinco armas cortopunzantes, seis litros de alcohol y prohibieron el ingreso de personas en estado de ebriedad. Alrededor de 450 funcionarios fueron parte de los operativos de seguridad en el Cementerio.
"En los controles se decomisaron seis litros de alcohol, 10 armas cortopunzantes y se a desalojado a seis personas por encontrarse en estado de ebriedad. También hemos pedido a vendedoras que estaban dentro del Cementerio que se retiren”, precisó el supervisor de la Intendencia Municipal, Sergio Saravia.
Añadió que finalizada la fiesta de las ñatitas organizada en el Cementerio General se realizaron operativos de control en inmediaciones del camposanto. "Junto con la Policía vamos a controlar de forma continua hasta altas horas de la noche, principalmente que la gente no consuma bebidas alcohólicas en la calle y que los lugares donde se las expende tengan la autorización correspondiente y otro tipo de factores que son pertinentes durante los controles que realizamos”, detalló.
Por su parte, el administrador del Cementerio General Alexis Tavera señaló que los controles dentro del camposanto son efectivos debido a que cada año se ha ido reduciendo la cantidad de gente que intenta ingresar bebidas alcohólicas. "En coordinación con la Intendencia Municipal y la Policía Nacional se ha prohibido el ingreso de personas en estado de ebriedad y se ha decomisado bebidas alcohólicas. Alrededor de 450 funcionarios controlaron la seguridad y el consumo de alcohol en el Cementerio”, complementó.