Thursday, February 26, 2015

Concurso de miniaturas cierra sus inscripciones el 2 de marzo

Artesanos y sus mejores trabajos expuestos en la feria de Alasita, tienen plazo hasta el 2 de marzo para postularse al tradicional concurso de miniaturas.
Para esta versión se habilitaron 11 categorías, de acuerdo con las siguientes técnicas artesanales: Producción de Ekeko; Vaciado en yeso; Orfebrería y platería; Trabajos de hierro, cobre, bronce, hojalata y otros metales; Trabajos en madera; Cerámica; Muñequería en diversos materiales; Confección manual de prendas de vestir; Técnicas mixtas (cestería, peletería, talabartería, instrumentos de viento o percusión); Periodismo e imprenta y Rescate de miniaturas de antaño (piezas genuinas de la Alasita con data de entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX). También se premiará al stand de miniaturas que se destaque por su presentación.
El objetivo del concurso es recuperar la esencia del trabajo artesanal en miniatura y la figura del Ekeko como personaje central de la Alasita.
El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, ente organizador del concurso, concederá las siguientes distinciones: Gran premio Ekeko 2015, dotada con cuatro mil bolivianos; premio de 3.500 bolivianos para la especialidad de Orfebrería y platería; un monto de 2 mil bolivianos en las categorías de Vaciado en yeso, Técnicas mixtas y Confección de prendas de vestir; Rescate de miniaturas de antaño está dotada con 1.500 bolivianos, mientras que todas las demás tiene un premio de 2.500 bolivianos.
El anuncio de los ganadores se realizará el 11 de marzo, tras la deliberación de los jurados. Los interesados pueden recabar más información en la Unidad de Promoción del Folklore y Artes Populares, ubicada en el Cine 6 de Agosto, o llamando al teléfono 2440709.

Masificarán campaña para declarar patrimonio a Alasita

El secretario municipal de Cultura, Javier Escalier, informó que personal de la comuna paceña visitará a partir de marzo colegios, universidades e instituciones públicas y privadas, para conseguir más firmas y lograr que la Alasita sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“A partir de marzo vamos a desplegar a nuestro personal con nuestros libros por los colegios, universidades públicas y privadas, instituciones del Estado y empresa privada, para que los empleados y estudiantes estampen sus firmas en estos libros y logremos que la Alasita vaya a la Unesco”, dijo la autoridad paceña según medios estatales.

Por otra parte, explicó que hasta la fecha se sobrepasó las 10.000 firmas y recordó que el plazo fenece el 26 de marzo, porque un día después los libros deben ser entregados a la Unesco.

Se pretende llegar a 25.000 firmas para postular a esta festividad que se celebra en enero y febrero de cada año en La Paz y El Alto.

El Ministerio de Culturas también está involucrado en esta campaña, ya que será el que gestionará la declaratoria ante la organización internacional.

La Unesco, informó la Secretaría de Culturas, solicita libros de firmas de respaldo ciudadano a una determinada postulación, además de otros requisitos, como ser una carpeta donde se exponga la reseña histórica de la festividad.

Wednesday, February 25, 2015

Alasita Artesanos listos para remate del domingo

La feria de la miniatura llega a su fin en la ciudad de La Paz, los artesanos afirmaron que se encuentran listos para el remate de la feria de la Alasita, que se realizará este domingo en el campo Ferial del Parque urbano Central (PUC), donde los precios se disminuirán.

Desde tempranas horas de la mañana del domingo los artesanos de la feria de Alasita expondrán lo mejor de sus productos a la vista del cliente, para que puedan ser apreciados y llevados a precios rebajados, así lo explicó una de las artistas, la señora Claudia.

La Secretaría Municipal de Culturas amplió la feria de la Alasita hasta el 1 de marzo, debido a la poca afluencia de visitantes al Campo Ferial. En ese sentido y tras el pedido de los propios artesanos, se tomó la decisión de ampliar la feria de la Alasita que debió terminar en febrero.

Los expositores de la feria ofrecen al público una variedad de artículos en miniatura, como las casitas hechas de estuco, yeso, madera y hasta de cartón.

Muchos prefieren dirigirse al sector de los juegos, puesto que es una tradición jugar en la feria de la Alasita las famosas canchitas (la gente hasta acostumbra hacer campeonatos), rifas, lota, lanzamientos y más.

Otros prefieren comprar los tradicionales sapitos, gallos, gallinas y demás animales, cada uno con un significado para atraer la suerte. Muchos aprovechan la oportunidad para comprar alcancías de diferentes formas, grandes y pequeñas.

Según los creyentes, uno de los personajes a quien se le debe rendir ritos para tener todo es al dios de la abundancia, el Ekeko. Mucha gente se dirige el 24 de enero a las ferias de Alasita para comprar lo que se quiere obtener, sean cosas materiales o abstractas, como terrenos, casas, autos, tiendas, amor, títulos, entre otros.

Tuesday, February 24, 2015

Recolectan 10.000 firmas para respaldar Alasita

Hasta ayer, aproximadamente 10.000 personas respaldaron a través de sus firmas a la fiesta de la Alasita para su postulación como patrimonio de la humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La información corresponde a la Secretaría Municipal de Culturas de La Paz, que recientemente firmó una alianza con la telefónica Entel, que apoya la postulación de la fiesta de la miniatura a través de pequeños certificados que se otorga a cada persona que apoya con su firma a esta postulación.

De acuerdo con esta unidad, se pretende llegar a 25.000 firmas para postular a esta festividad que se celebra en enero y febrero de cada año en La Paz. El Ministerio de Culturas también está involucrado en esta campaña, ya que será la que gestionará la declaratoria ante la organización internacional.

La Unesco, informó la Secretaría de Culturas, solicita libros de firmas de respaldo ciudadano a una determinada postulación, además de otros requisitos, como ser una carpeta donde se exponga la reseña histórica de la festividad.

Los puntos habilitados para apoyar la postulación están la Casa de la Cultura, el Ministerio de Culturas, el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef), el cine 6 de Agosto, el Museo Costumbrista y los multicentros de Entel.

La celebración de la Alasita se cumple cada 24 de enero a mediodía, cuando miles de ciudadanos mantienen la tradición de comprar miniaturas con la esperanza de que se hagan realidad. El Ekeko, dios de la abundancia, se encarga de que se cumplan los anhelos de prosperidad.

Monday, February 23, 2015

Recolectan 10.000 firmas para postular a la Alasita como patrimonio

Hasta hoy, aproximadamente diez mil personas respaldaron a través de sus firmas a la fiesta de la Alasita para su postulación como patrimonio de la humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La información corresponde a la Secretaría Municipal de Culturas de La Paz, que recientemente firmó una alianza con la telefónica Entel, que apoya la postulación de la fiesta de la miniatura a través de pequeños certificados que se otorga a cada persona que apoya con su firma a esta postulación.

De acuerdo a esta unidad, se pretende llegar a 25 mil firmas para postular a esta festividad que se celebra en enero y febrero de cada año en La Paz. El Ministerio de Culturas también está involucrado en esta campaña, ya que será la que gestionará la declaratoria ante la organización internacional.

La Unesco, informó la Secretaría de Culturas, solicita libros de firmas de respaldo ciudadano a una determinada postulación, además de otros requisitos, como ser una carpeta donde se exponga la reseña histórica de la festividad.

Los puntos habilitados para apoyar la postulación están la Casa de la Cultura, el Ministerio de Culturas, el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef), el cine 6 de Agosto, el Museo Costumbrista y los multicentros de Entel.

La celebración de la Alasita se cumple cada 24 de enero a medio día, cuando miles de ciudadanos mantienen la tradición de comprar miniaturas con la esperanza de que se hagan realidad. El Ekeko, dios de la abundancia, se encarga de que se cumplan los anhelos de prosperidad.

Emerge un “negocio” en plena Curva del Diablo de la autopista

Luego de comprar una vela azul para el estudio y una verde para la salud, cada una a tres bolivianos, se acerca un joven de unos 25 años con una libreta en las manos. Pregunta mi nombre y lo anota. Luego expresa: "Son tres bolivianos por colocar las velas”. Son las 23:00. Es viernes y estoy en la Curva del Diablo, donde están congregadas no más de 15 personas.

Suena música chicha de fondo, amplificada por parlantes medianos. Don Néstor, un hombre que tiene la mirada firme, me da la bienvenida con un apretón de manos. Comenta que antes el lugar era "mal visto”, debido a las noticias que hacían referencia a que iban delincuentes y malvivientes, y que, por tanto, era un espacio inseguro para los visitantes.

Por ello menciona que él junto a otras personas decidieron tomar una medida: brindar seguridad a cambio de venta de insumos de ch’alla y el cobro por colocar velas para venerar a la figura del "tío”. Néstor cuenta que ahora funcionan como una especie de asociación denominada Waca Katari.

A pesar de estar todo tranquilo y seguro en apariencia, hay una tensa calma. Los autos y las flotas pasan a escasos dos metros. Las bocinas se mezclan con los acordes musicales y los brindis de los asistentes, quienes están parados.

Doña Adriana está sentada junto a un minicomponente portátil. Ella vende velas de todos los colores, azúcar en bolsita, coca, alcohol, cigarros Astoria y té con té.

En varias ocasiones, transeúntes y trabajadores de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) denunciaron que en este sitio se realizaban ritos que incluían sacrificio de animales e incluso "actos de brujería”.

Marcial Condori y Catalina Quispe, obreros de la ABC, cuentan que en varias ocasiones se toparon con situaciones por demás extrañas, al día siguiente de los días en que se realizan los rituales (martes y viernes).

"Una vez he visto un ataúd en miniatura, como de Alasita, con foto y nombre de una persona”, relata Condori. "Varias veces alzamos gallos muertos, gatos, o sólo la cabeza metidos con locoto y alfileres”, cuenta Quispe.

En 2011 encontraron un cadáver cerca del lugar y hubo quienes interpretaron que el cuerpo tenía que ver con una ofrenda al diablo. Entonces, las autoridades quitaron la roca que se creía tenía la imagen de satanás. No obstante, los rituales continuaron.

"Tenemos comentarios de que incluso había una piedra (la original) donde hacían ritos incluso con animales muertos y se hizo el retiro para que ya no hayan estos hechos”, afirma el jefe de la División de Accidentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Ramiro Venegas.

Luego de conversar con don Néstor y de que éste sostenga que todo lo que se dice no pasa de ser un rumor, surge la pregunta: ¿qué es lo primero que se hace al llegar a la Curva del Diablo? "Hay que saludar al ‘tío’” con respeto y con creencia sincera, responde.

La reverencia se realiza a través de "invitarle” los elementos que vende doña Adriana. No obstante, si el visitante lleva sus propios insumos tampoco hay problema.

Esta noche reposan dos imágenes que parecen ser de yeso pintado y que representan el perfil convencional del diablo. Las caras rojas con miradas de ojos saltones, una más sonriente que la otra, tienen cigarrillos en la boca.

"En realidad son tres, uno no salió porque está feo el clima”, manifiesta Adriana, propietaria junto a Néstor de las figuras.

A la derecha –dicen los anfitriones- se debe prender las velas para desear "cosas buenas”: pedir para el estudio, salud, dinero, etc. A la izquierda está el espacio para pedir "cosas malas”. A este lado se colocan velas de colores oscuros.

De pronto llegan dos jóvenes, con sus parejas, con aspecto de deportistas. Cada uno lleva un maletín deportivo cruzado en el pecho. Adquieren lo necesario de la ventera y saludan al "tío”.

Los rostros afanados de estos sujetos se entremezclan con sus manos que lanzan coca, esparcen alcohol y espolvorean azúcar para endulzar su pedido: ganar la final de un campeonato de fútbol que tienen al día siguiente.

Al lado de las representaciones demoníacas, veneradas y saludadas a cada instante por los asistentes, hay una pequeña caja de madera con una ranura como si fuera una alcancía. Según Adriana sirve para que las personas dejen una ofrenda monetaria sin importar el monto. Esto, por supuesto, no es obligatorio.

Con lo recaudado, cada martes y viernes -explica- suele comprarles flores a las imágenes en señal de ofrenda.

Muchas cosas se han dicho sobre la Curva del Diablo: ritos extremos que incluyen sacrificios de animales, asaltos, gente "pildoreada”, "nido” de rateros y malvivientes y brujería negra contra las personas.

Más allá de ser cierto o no, al parecer quienes decidieron "administrar” los rituales en el lugar ofrecen cierta tranquilidad a quien visita por uno u otro motivo las figuras. Una de las principales metas que tienen es erradicar la mala fama y dar seguridad a través de los cobros.

Puntos de vista
Édgar Arandia Antropólogo
Ese lugar era una waca sagrada
Esa no es la Curva del Diablo. Ése es el nombre que le han puesto los curas desde la extirpación de las idolatrías. Ese lugar era una waca, es decir un lugar sagrado de la naturaleza. Desde ahí se veía perfectamente el Illimani. El Supay, que los españoles confundieron con el diablo, sale en agosto a partir del 15 hasta el 30, según los mitos indígenas. Salen a desordenar el mundo, es la entropía creativa. Son los que saben dónde están los minerales.



AlExis Pérez
Sociólogo
Prima la lectura antropológica
Hay todavía estas culturas primitivas en el país que se las fomenta desde los medios de comunicación. Estamos viviendo en un tiempo donde predomina la lectura antropológica del país. Y también el demonio y todas estas cosas, y realmente no tiene ningún asidero. (Se sigue haciendo) porque no transformamos el aparato productivo, no hay una transformación acelerada. El área rural conti núa migrando hacia la ciudad.

ramiro venegas Jefe División Accidentes FELCC
Hacen una serie de adoraciones
Como anécdota e historia de este sector, la gente hace una serie de adoraciones en la llamada Curva del Diablo. Muchas de estas personas parqueaban en el lugar en doble sentido, en contrarruta, y ocasionaban hechos de tránsito y atropellos de personas.
Tenemos comentarios de que incluso había una piedra (la original) donde hacían ritos incluso con animales muertos y se hizo el retiro para que ya no hayan estos hechos.



Tonny López
Periodista digital
La seguridad por unas monedas
Es importante este tipo de seguridad por el mismo antecedente del lugar, el precio es económico para muchos que visitan el sitio. La asociación Waca Katari creada por los comerciantes del lugar brindan esa seguridad para el visitante ajeno o regular.
La seguridad por unas monedas van de la mano, quizá en el futuro no muy lejano exista un guía del lugar o un maestro de ceremonias para guiar el culto al lugar.



Milton Eyzaguirre Antropólogo
Es una lógica de comercialización
Se está entrando en otra lógica, que es una lógica de comercialización y eso es totalmente diferente. Estamos tergiversando la actividad como tal y estamos entrando a otro tipo de cánones.
Se está corrompiendo una lógica. Antes tenía una imagen de sapo, se habla de una piedra antigua que existía ahí. El lugar en sí mismo tiene el contexto de sagrado y ya entrando a este tipo de mecanismo está distorsionándose.

Saturday, February 21, 2015