Tuesday, May 3, 2016

Cientos llegan a Santa Vera Cruz

La festividad de Santa Vera Cruz dio inicio a sus actos centrales ayer con la llegada de cientos peregrinos devotos de la imagen que vienen a pedir más ganado, hijos y buena cosecha. El templo y su canchón están llenos con gente del campo y la ciudad que por unos días llegan a pedir y cantar coplas que evocan la fertilidad de los seres vivos.

Los devotos hacen fila en medio de rosquetes, réplicas que evocan la abundancia y velas, para entrar al templo. Casi al atardecer había gente casi a dos cuadras esperando llegar al altar del Santo para hacer su petición. Muchas parejas cargaban bebés entre sus brazos, mientras que otros llevaban figuras de animales e incluso casas y autos.

“Se trata de una fiesta con el fin de la fertilidad de pedir a la Madre Tierra que produzca, para que los animales tengan crías y las parejas hijos. Pero, en los últimos años la gente llega con todo tipo de miniaturas como casas, autos y tiendas”, señaló uno de los sacerdotes de la parroquia Santa Vera Cruz, Paul Sykora.

En la extensa fila se encontraba una pareja que llegó al altar de Santa Vera Cruz por tercera vez. “Mi esposo está agarrando un bebé y yo otro. Son los mismos que adquirimos el año pasado, pero esta vez venimos a agradecer porque ya tuvimos nuestra wawita hace tan sólo un mes. Es muy milagroso, siempre cumple”, señaló Leonor, mientras su esposo Joaquín asentía.

Junto al sector en el que se encuentra la Cruz está ubicada la capilla de la parroquia. Muchas personas oraban en silencio mientras lágrimas salían por sus ojos. Otros llegaban con sus hijos pequeños para agradecer.

“Venimos a agradecer por la vida de mi nietita. Mi hija vino hace tres años a pedir a la bebé y la tuvo”, señaló Virginia, mientras su hija con la niña en brazos colocaban una vela al Tatala.

Por otro lado, frente a la imagen se encuentran familias o amigos que hacen la q’oa. Animales y bebés envueltos en serpentina, vela y alcohol son quemados. La familia Álvarez también contrató a un amauta (brujo) para que la invocación sea más efectiva.

“Es la primera vez que venimos. Todos nos decían que es bien milagroso y nuestros chanchos y pollos no están teniendo crías. Estamos pidiendo que nuestros animales se reproduzcan”, señaló Alicia Álvarez.

“Según la tradición, se quema la imagen de lo que se pide y se ofrendan las cenizas al Tatala. Antes, la gente venía con bebés y animales hechos de trapo y hojas. Pero, considero que uno de los aspectos principales de la fiesta es pedir a la Madre Tierra y para pedir hay que cuidar y eso es algo que, en la situación que nos encontramos, absolutamente todos deberíamos hacer”, dijo. Este año se invitó a un equipo de la Unesco para que conozca la fiesta de la fertilidad.



ORÍGENES Y TRADICIÓN DE LA FESTIVIDAD

Según la historia, esta festividad tiene dos raíces, una andina y otra religiosa que confluyen durante cinco días. Desde hace 500 años los pobladores hacían ofrendas por ser considerada una época para la fertilidad. Con el fin de pedirle a la Madre Tierra que las cosechas sean abundantes y los animales tengan crías.

Por otro lado, la historia señala que un 3 de mayo el Obispo de Jerusalén descubrió la Cruz que fue utilizada para crucificar a Jesús. Por ello, este día se recuerda a la Santa Cruz.

Con la llegada de la cultura occidental se unieron ambas festividades creando un festejo con aspectos de la tradición andina como la q’oa y la ch’alla. Mientras, desde el catolicismo se celebran las misas.

Hasta el jueves la población puede trasladarse hasta el kilómetro seis de la avenida Petrolera, a pocos pasos de YPFB, para conocer esta tradición. Se pide mesura a la población, pues existen excesos en el consumo de bebidas alcohólicas lo que deriva en sucesos infortunados. Además, en todo el festejo sólo se observó una patrulla de la Policía, pese a que la festividad recorría más de cuatro cuadras con todo tipo de comercio; desde juegos, alasitas, comida, entre otros que mostraban desorden y dificultaban el tránsito.


En Santa Vera Cruz “tatala” piden hijos y abundancia

“Al ritmo del cántico de Santa Vera Cruz tatala”, cientos de creyentes y feligreses del Valle Alto, Central y Bajo de Cochabamba se hicieron presentes ayer al frente de la cruz del santo de Santa Vera Cruz, ubicado en el kilómetro siete de la avenida Petrolera, en vísperas de la celebración de la fiesta central del día de hoy.

“Yo vengo para pedir una wawa. Yo para tener más vaquitas. Yo para pedir salud”, fueron algunos de los pedidos de las personas que se encontraban apostadas en el piso, al frente del templo, donde hacían arder velas y otros quemaban la bosta de algunos animales.

Lo cierto es que la fe al “tata” nuevamente se dejó sentir por parte de la muchedumbre que acudió con sus familias para la velada del día de ayer.

No faltaron las coplas picarescas de los músicos que se hicieron presentes para cantarle, juntamente con su acordeón y en algunos casos con charango y guitarra, al “tata”.

Según el párroco de la iglesia de Santa Vera Cruz, Valerio Pacheco Mamani, esta fiesta es de mucho recogimiento y de recibimiento espiritual.

La fiesta se caracteriza por la fertilidad y fecundidad humana, a la que muchas mujeres y madres van a pedir una “wawa”.

Las mujeres que tienen muchos hijos traen muñequitos para dejarlos en el suelo y las que no pueden tener se llevan uno de ellos, una vez que han sido bendecidos en señal de tener uno en el futuro.

Otro de los rituales de la celebración se orienta a la madre tierra, referido a los productos agrícolas.

Los productores de los valles llevan papa, choclo y otros para hacer bendecir. Piden que no les falte y que haya mucha abundancia de estos productos.

Por último, la fecundidad del animal está representada por la bosta de los animales que se quema.

Llevan el excremento seco de la vaca, oveja, gallina y chancho para hacer quemar. Una vez que se consume en el fuego y se vuelve ceniza es devuelto a los corrales en señal de que se van a multiplicar.

En cambio, otra gente lleva entre 2 a 12 velas que representan a los miembros de su familia y las hacen arder para pedir buena salud y trabajo.

La fiesta central de Santa Vera Cruz se realiza hoy.

Comuna celebrará Día del Amauta y Yatiri

La Federación de Amautas de El Alto y la Unidad Municipal de Promoción de Saberes y Conocimientos Ancestrales rendirán hoy su homenaje al Día del Amauta y el Yatiri.

“Los amautas son los que nos guían por el camino espiritual y sabemos que la importancia de su trabajo no es valorada solamente en el occidente del país”, dijo el jefe de la mencionada unidad, Gumersindo Flores.

El acto se realizará en la plaza Corazón de Jesús, lugar donde se cree fue enterrado el corazón de Túpac Katari y será el escenario donde se concentrarán amautas y representantes de las 13 asociaciones quienes ofrecerán una mesa a la Pachamama (Madre Tierra) agradeciendo los favores recibidos.

De acuerdo con Flores, en la ciudad de El Alto existen más de 300 amautas y yatiris distribuidos en sitios colindantes a la plaza Corazón de Jesús, además de las apachetas ‘Waracko’ (apacheta), ‘Wilca Pacha’ (sol tierra), ‘Inti Willca’ (sol amanecer) y ‘Jilarata’ (grande), entre otras.

Sunday, April 17, 2016

Juegos tradicionales de la Llajta La Rayuela y El Sapo

La Rayuela: Qhuchapampapiqa, sapa aqha wasipi, uqyarispa kumpaswan, pujllarina “rayuelata”, jamp’atutawan (sapo), chaypaq tiyan “katuris”. Chaymanta qhillqaykurisun.

Llajtanchispiqa, ñawpaqtaqa pujllakujkarqa “rayuela” nisqata, adobepi, uj jusk’ituyiq, chaypitaq tiyan rayitan. Khipantaqa rikhurimun cajón jina, jallp’awan juntachisqa, chaymanta, kunan pujllakun last’asqa titimanta (plomo). Astawan pujllanku kharis, waq akha wasispiri warmispis pujllallankutaq.

Nisunman, jamuncha Españamanta. Llajtanchis ukhupitaq allinchanku (mejorado), kusi kusilla pujllarikunapaq.

“Rayuela” sutiqa juch’uychachi (diminutivo) reqhenamanta (raya). “Pujllana wiqch’uspa pachaq patmata (centavos), last’ankatawan (tejos), jusk’uman yaykuchina, pichus astawan k’askaririn rayanman nisunman, chay atipan”.

Pujllanku iskay runas, chayqa “soleada” sutiyuq, chaymanta iskaymanta iskay, tawa runas tinkuririnku. Qallarinapajqa saminchana (sortea) pitaq qallarinqa, “inti, katarichu”.

Sapa pujlladurpata tiyapun iskay last’ankatas (tejos).

Chuqananpaqtaq, suqta thaski (6 pasos) karunchanan tiyan rayuelamanta, chaymanta yupakun tukuy sayachisqanta cajón patapi, khipanta pujllan ujninñataq, tukuchina kama. Pujllakun chunka iskayniyuq (12) kama, waq kunataq pujllallanku chunka suqta (16) kama.

Pichus t’uquman yaykuchin chayqa, chay chanijqhellqa (vale) tawa t’upsis (puntos). Tuquman iskaynin yaykun chayri chay sutichanku “tuti”, chayqa atipaq sapallanmanta (automáticamente). Qallarikuntaq watiqmanta.

Chay last’ankatas (tejos) ninchis chayri, sayan reqhena patapi, chay chanijqhellqa (vale) iskay t’upsis (dos puntos), qichuntaq iskayta t’ uqulamanta. Cajun ukhullapi chayqa, chay chanijqhellqa (vale) uj t’upsi (un punto). Tukuy chayta yupakun, pichus ñawpayparin chayqa, chay atipaq (ganador).

El Sapo: “Jamp’atu”(sapo) pujllanaqa akha ujyarinapaq, kusirikunapaq, rimarinapaq (hablar) machu runas suman kamayuq (expertos) kanku. Españamanta chamun, chaypitaq sutichasqa k’ayla. Ñawpa apaña, tawa chakipi sayarisqa, patanpitaq muyu jusk’us, chawpinpitaq uj jamp’atu, chanpimanta, simin kicharisqa, chaymantaq pujlladurqa yaykuchinan kasan, suqta yaqa tupunamanta.

Pujllakun chunka iskayniyuq last’ankawan (tejos), yaykuntaq chay jusk’usman, sapa jusk’utaq chanijqellqa (vale) chunkamanta, waranqa kama.

Pichus iskaykutita yaykuchin jamp’atuq siminman, chay atipan, chay sutichasqa “tuti”. Pujllaypiqa yupakun, sayay kunku, ninkutaq: ¿phisqa chunka waranqa kamachu, pachaq waranqa kamachu?. Pichus ñawpaq chayan chayqa, chay atipan.



(*) El autor es historiador y tradicionalista.

Saturday, March 26, 2016

La Pascua de San Lorenzo, una tradición que pervive



La cualidad turística de San Lorenzo se pone de manifiesto aprovechando las diferentes festividades, en especial las religiosas, que hacen parte de la cultura y tradición tarijeña. Por ello, los esfuerzos del Municipio están orientados a rescatar en lo arquitectónico del lugar así como también las tradiciones de la zona.

La Pascua Florida es una de las festividades que mejor caracteriza a San Lorenzo, debido a que es una tradición traída de España que con el tiempo se mezcló con las tradiciones autóctonas de la región, pero que ha mantenido su esencia cultural y religiosa que cobró fuerza hace más o menos un siglo atrás, según explica Fabián Ávila, técnico de la Dirección de Cultura y Turismo del Municipio de San Lorenzo.
“La tradición de la Pascua Florida nace en San Lorenzo, ya que éste fue el primer lugar en el que se establecieron los españoles y de aquí, la forma de festejar la Pascua Florida se ha copiado en Tarija, en Padcaya, hasta en Entre Ríos”, explica Ávila.
Cuenta que en otros tiempos se acostumbraba adornar con ramos el pueblo ya desde el “Domingo de Ramos”, como inicio de la Semana Santa y también la bendición de los ramos que se sigue haciendo hasta el día de hoy.
Con esto, empieza la actividad pascual de la tradición católica, con misas y confesiones los días martes, miércoles e incluso en Jueves Santo, donde la tradición manda visitar los diferentes monumentos erigidos en las parroquias de la zona.
Durante la festividad, el aroma de rosas pascuas inunda el pueblo de San Lorenzo debido a que los arcos de rosas han sido colocados en la calle principal que atraviesa la plaza y desemboca en la iglesia.
“Antes se adornaba con hojas de payo y rosas pascuas, eso era lo tradicional pero como Municipio hemos visto que no es posible porque el payo es una especie en peligro de extinción y por eso solo hemos usado las rosas pascuas que en esta época son un ingreso económico muy importante para los productores, porque en todos lados ponen los arcos en estas fiestas”, comenta Ávila.
El viernes santo de ayuno y abstinencia tiene lugar la representación del Vía Crucis Viviente en el cerro del Calvario de Tarija Cancha Norte. Es una actividad muy emotiva que llama a reflexionar sobre la esencia del cristianismo.
Lo tradicional y único en San Lorenzo son las “Mañanitas de Pascua”. La parte alegre de la fiesta porque anticipa la resurrección de Jesucristo. Comienza el sábado por la noche con la solemne vigilia pascual en la que se realiza la bendición del fuego y cirio pascual, la liturgia de la palabra, la liturgia bautismal y la liturgia de la eucaristía.
Este ritual es el indicado para iniciar las actividades y vigilia de espera del domingo de resurrección.
Posteriormente, se realiza el tradicional “el zapateo de la Pascua”, una costumbre de antaño que se hacía en el puente que atraviesa el riachuelo que pasa por el pueblo y que actualmente son dos; estos han sido refaccionados, al igual que los espacios verdes y casas aledañas en lo que se ha denominado plaza Las Pascuas.
En la tradición del zapateo se pueden encontrar remembranzas del flamenco español, con un tipo de zapateo similar practicado por los mozos en una competencia de habilidad y resistencia. El violín es el instrumento protagonista de este momento de algarabía en el que los mozos se miden para impresionar a las jóvenes.
De este modo transcurre la noche, con el consumo de las tradicionales dianas, los canelados y ponches para soportar el frío que ya se hace sentir en estas noches de marzo.
En otras épocas se hacía la vigilia más corta con el juego de la taba, un juego tradicional que poco a poco ha ido perdiendo vigencia.
Llegado el domingo, los participantes de la vigilia ingresan a la misa de las 05.00 para luego salir en procesión por la plaza principal y continuar con los rituales del bautizo y la eucaristía hasta cerca del mediodía.
A esta hora la población se vuelca a la feria gastronómica instalada en la plaza y sus inmediaciones en la que se puede apreciar la repostería sanlorenceña, parte infaltable de esta fiesta, los rosquetes y empanadas de lacayote blanqueadas, que son requeridas como parte de la especialidad de las mujeres de la zona.
Lo mismo pasa con la comida criolla, que en especial este día es ofrecida en toda su variedad como ser: el picante de gallina, la sopa de maní, el saice, la ranga y otros, que calman el hambre de quienes participaron activamente de la vigilia.
La Semana Santa de antaño finaliza con el baile de la rueda chapaca y la entonación de coplas y tonadas interpretadas por los mozos y mozas a lo largo de las calles de San Lorenzo.

LA TRADICIÓN PUESTA AL SERVICIO DEL TURISMO

ZAPATEO
El zapateo se hace durante la noche del sábado hasta el amanecer del domingo, en una especie de celebración que ameniza la vigilia que anticipa el domingo de resurrección.

LOS ARCOS
El Municipio de San Lorenzo ordenó la instalación de los arcos de flores pascuas para que el pueblo luzca del mismo modo que antaño, cuando los campesinos armaban arcos y los traían al pueblo.

TURISMO
El Municipio de San Lorenzo ha emprendido la tarea de refaccionar espacios públicos de importancia histórica y cultural, entre los que figura la plaza Las Pascuas . El objetivo es mejorar la imagen con propósitos turísticos.

Saturday, March 19, 2016

Semana Santa: Alcaldía lanza agenda de la Pascua

Gustavo Ruiz, jefe de la Unidad de Cultura del Municipio, dijo que el lanzamiento de la Pascua florida será el lunes 21 de marzo seguido de varias actividades. “Se convocó a los campesinos para que participen del zapateo, la Alcaldía cubre traslado a la ciudad”, aseveró.
Rita Miranda, secretaria de Turismo y Cultura de la Alcaldía, dijo que el jueves 24 se inicia la ruta de la fe, mediante la visita y recorrido a las diferentes iglesias de la ciudad. La Orquesta de Violines se presentará en la plaza San Roque y Loma de San Juan y la Orquesta de Cámara de Tarija en la plaza principal, ambas a las 19.00 horas.
El viernes 25 (Viernes Santo), saldrá el vía crusis a horas cinco de la tarde desde la iglesia de La Catedral rumbo al Sagrado Corazón de Jesús del mirador de la Loma de San Juan.
También habrá una procesión con el santísimo sepulcro desde el atrio de la Catedral sobre la calle Campero. El sábado 26 habrá un festival folklórico y zapateo en el parque Bolívar a horas 18, y se realizará la misma actividad en la parroquia de la Virgen de Guadalupe en el barrio Senac a horas 20.30.
El domingo 27 de marzo habrá una misa solemne a horas cinco de la mañana en la iglesia Catedral y otra procesión de la resurrección en iglesia San Martín de Porres a horas 06.00.
Para finalizar la actividad de la Pascua, en inmediaciones de la iglesia San Martín de Porres se realizará un festival y zapateo.

Vendedoras de ofrendas y esperanzas


RITOS

Hay ofrendas especiales que se preparan para la salud, el trabajo, la familia, el estudio, el amor y el negocio. También se preparan mesas específicas para bendecir la tienda, la pensión, el micro, los estudios, los viajes y el propio puesto de venta de las k'apachecas para que no les falte clientes.

Ofrendas en honor a la Pachamama para tener prosperidad en el negocio, salud, excelente producción agrícola y hasta para encontrar amor son comercializadas por tres hermanas paceñas que se hicieron famosas en Sucre por “el toque especial que tienen para el preparado de las mesas”. Ellas, junto a varias otras vendedoras que trabajan en el rubro, generan diariamente un interesante movimiento económico en torno a la tradición de la q’oa.

Florencia, Irene y Rosa Mary Vargas Arcutipa, son hermanas, llegaron a Sucre a muy corta edad junto a sus padres. Heredaron el oficio de su progenitor que se dedicaba en La Paz a la venta de todos los insumos utilizados para el armado de las mesas que se ofrecen en honor a la Madre Tierra o Pachamama.

Según la tradición andina, cada primer viernes de mes se practica la q'oa, un rito de agradecimiento y reciprocidad a la Pachamama, para que bendiga todos los bienes materiales que tiene una persona.

“Es una costumbre que se fue expandiendo de la zona andina a los valles y al trópico del país. Ahora está generalizada por todo el territorio nacional y especialmente en las ciudades”, explica la profesora de ciencias sociales Beatriz Colque.

MESAS
Las personas que venden las mesas de ofrenda para la Madre Tierra colocan varios elementos sobre un papel, cada uno tiene su propio significado, es una mezcla de colores, texturas y fragancias diferentes que le “agradan” a la Pachamama, cuanto más dulce mejor, según dicen.

Este preparado se quema sobre un brasero la noche del primer viernes de cada mes. “Fecha en la que el cielo se abre”, dijo Florencia.

Según su explicación, hay una variedad de mesas que se arman con sullus (fetos de llamas, corderos, cabras y cerdos), figuras de misterios, dulces y otros elementos.

Las comerciantes preparan las ofrendas en función a lo que pide el cliente al cual asesoran en todo momento. “Todo depende de la fe”, esa es la clave.

COMPRADORES
La q'oa y los sahumerios son demandados por personas de distintos estratos sociales, campesinos, comerciantes, profesionales, gente con mucho dinero, empresarios, arquitectos, ingenieros que construyen grandes obras y hasta extranjeros provenientes de Brasil, Argentina, Chile y Perú. La fama de las tres hermanas es tal que incluso son buscadas por gente de Estados Unidos.

Las fechas con mayor demanda de mesas son Año Nuevo, Carnaval y todo el mes de agosto. Rosa Mary cuenta, y varios testimonios lo confirman, que sus clientes incluso duermen haciendo fila en su caseta para adquirir la codiciada “mesa”.

En días de alta demanda, las vendedoras ubicadas en las casetas del sector del mercado Campesino, en la calle Ricardo Jaimes Freyre o también conocida como la calle de la k'apachecas, no paran de vender desde las 8:00 hasta altas horas de la noche. Incluso se quedan sin almorzar por la afluencia de creyentes. ¿Cuánto venden? Las hermanas Vargas dicen que no llevan la cuenta, sólo preparan y preparan…

Una persona es atendida en diez o 15 minutos y puede pagar Bs 30. Otra puede tardar un poco más y llevarse mesas por un valor de Bs 200, así sucesivamente durante toda la jornada.

Las mesas se venden desde Bs 20 para arriba, algunas pueden llegar a costar más de Bs 500, según dice Irene.

Todo depende de la cantidad de elementos que tenga, en especial dulces. Generalmente las personas que compran las mesas con más elementos son los ingenieros, los empresarios y los mineros.

Varios de los componentes son elaborados personalmente por las tres hermanas, en forma totalmente artesanal, como por ejemplo los misterios (tabletas con figuras preparadas con una masa de azúcar molida).

La mayor parte de la materia prima de las mesas se consigue en Sucre, de Perú traen la q’oa, otros elementos de La Paz. En Huari (Oruro) compran, una vez al año, pan de plata, pan de oro, titis (variedad de figuras diminutas). El incienso y el copal son de Apolo.

Los martes y viernes se venden mesas para negocios y para la bendición de casas, los viernes y sábados.

Sin embargo, todos los días acude gente en busca de bendición para la salud, el amor, la buena suerte, para alejar los problemas, para hacer que un alcohólico deje la bebida, para que una persona llena de ira cambie de carácter, para que otra con problemas psicológicos o mentales se cure para siempre.

Empero uno de los preparados más solicitados en los últimos años, según relatan las hermanas Vargas, es para limpiarse de las hechicerías y maldiciones de personas en contra de otras.

Florencia sostiene que en este tiempo hay mucha maldad entre la humanidad. “Todo cambió, la gente practica bastante hechicería para hacer daño a otras sólo por envidia y eso no está bien, no se dan cuenta que para todo hay solución, menos para la muerte. Además muchas personas no creen en la Pachamama ni en la q’oa. Si no han hecho la prueba cómo van a saber si funciona o no. Tienen que hacer la prueba y ya verán”, enfatiza.

Irene asegura que las Vargas sólo trabajan para hacer el bien, armando mesas blancas. No es bueno hacer maldades, más bien hay que actuar para que haya más amor, cariño y comprensión entre la gente, señala.

"No no soy curandera y tampoco soy bruja, soy una vendedora normal que tengo que hacer el bien", acota Florencia.

TESTIMONIO
La comerciante de coca Julia Mamani acostumbra desde hace diez años ofrendar todos los meses una mesa en honor a la Pachamama. “Es bueno ofrecer para que a uno le vaya bien, yo le pido a la Pachamama bendición para la salud, para el trabajo y para el negocio. Coloco 12 hojas de coca, cuatro cigarros, carbón, la q’oa, vino y singani para challar. Hace un tiempo no ofrendé la mesa durante dos años y en ese tiempo me fue muy mal. Luego, tuve la voluntad de hacerlo y ahora estoy bien no me puedo quejar”, se confiesa.

DISTINTAS MESAS PARA PEDIDOS ESPECÍFICOS
– La ofrenda se quema cada primer viernes de mes por la noche, cuando el cielo está abierto.
– Existen variedad de sullus (fetos de animales) hay de oveja, cabra y chancho, pero los preferidos son los de llama, cuanto más pelo tenga y sea mucho más puro mejor.
– La mesa blanca sirve para que a uno le vaya bien en los negocios, para resolver los problemas de salud, legales y económicos. Se da una misa para la gloria de Dios
– Las pastillas tienen diferentes significados. las mesas contemplan una figura de tata Santiago, las seis justicias, la bolsa de dinero, banco de dólares, una hormiga, llamitas, San Nicolás, pan de gloria, incienso, canela, anís, miel de abeja y mixtura blanca. Se escogen de acuerdo al propósito.
– Hay otras ofrendas especiales para la salud, el trabajo, la familia, el estudio, el amor y el negocio.
– También se preparan ofrendas específicas para bendecir la tienda, la pensión, el micro, los estudios, los viajes y el propio puesto de venta de las comercializadoras.
– Para saciar la sed de la Pachamama, durante la q’oa, se utiliza alcohol de caña, vino, singani o cerveza.
– La q’oa para la Madre Tierra contiene figuras grandes, llamitas, miel de abeja, incienso, canela, comino, anís, mixtura blanca y sullu de llama.
– También hay una mesa para conseguir amor; contiene un trozo de chocolate con el nombre de la persona amada, 12 misterios blancos y un trozo de manzana rociada con azúcar y canela.
– La mesa para la cosecha tiene q’oa, misterios de color verde, la Pachamama, el tata Santiago y la justicia.

CREENCIA
“Toda clase de personas vienen a comprar, de pollera, de vestido, de instituciones; hasta gente rica que llega de otros países"
Florencia Vargas
vendedora