Sunday, July 8, 2018

Comerciantes de calles Linares y Sagárnaga Preparan mesas para mes de Pachamama

Las comerciantes de las calles Sagárnaga y Linares comenzaron ayer a preparar las mesas que caracterizarán el mes de la Pachamama (Madre Tierra) en agosto, en el que se realizan varias actividades de ofrendas como muestra de agradecimiento por parte de la ciudadanía. Estos puestos de venta de este sector de la ciudad de La Paz, también conocido como “la calle de la brujas”, donde se encuentran muchas comerciantes que preparan sus mesas con el objetivo de que la ciudadanía adquiera para brindar estas ofrendas tanto a las casas, negocios y otras actividades. Esta actividad comenzará desde el próximo 1 de agosto y termina hasta la primera semana de septiembre, donde de la misma manera despiden a la Pachamama con ofrendas por todo lo que recibieron durante este mes, donde las creencias dicen esta época la Madre Tierra abre su boca para recibir todo lo que las personas agradecidas le brindan sus ofrendas. PACHAMAMA “En la ceremonia central a la Pachamama invocaremos y agradeceremos por la buena producción de todo el año. También se pedirá para que el próximo año nos traiga grandes bendiciones para todos y de esta forma poder seguir con todos nuestros negocios de la mejor forma posible, porque sabemos que la Pachamama, no nos abandona, tenemos mucha fe en ella”, explicó una de las comerciantes. Otra de las forma de agradecimiento a la Madre Tierra se ofrendan 12 mesas que representa a los cada mes del año, teniendo en cuenta que todos estos meses se debe tener en cuenta que la Pachamama, está siempre presente en todas las actividades que tienen las personas como sus negocios y sus propios domicilios. COSMOVISIÓN Según la cosmovisión andina todo tiene alma y todo vive, la Pachamama o Madre Tierra es la diosa femenina de la tierra y la fertilidad, una divinidad agrícola benigna concebida como la madre que nutre, protege y sustenta a los seres humanos. En agosto, mes dedicado al agradecimiento de la Pachamama, se realizan actos rituales como wajtas, luqtas y wilanchas. Con estas prácticas, los seres humanos muestran su agradecimiento por todo lo que recibieron y recibirán en un nuevo ciclo productivo. La Pachamama tiene hambre frecuente y si no se la nutre con las ofrendas o si casualmente se la ofende, provoca diferentes consecuencias. Es por eso que el primer día de agosto y durante todo el mes, la Pachamama busca recibir lo que dio. LAKAN PHAXSI En aymara de se dice “Lakan Phaxsi” o “el mes que tiene boca”, por lo que según los antepasados, ni en broma se debe desear mal augurio a nuestro prójimo, porque la Pachamama oye y hace que se cumpla tal deseo. Los precios de las mesas para wajtas, luqtas y wilanchas tienen diferentes precios las mismas fructuan entre Bs 20, 30 y 60, además las mismas comerciantes aconsejan la preparación para actividades especiales como las khoas para los negocios o casas, nuevas donde sin hacer este y según las costumbre no deben entrar a vivir antes. Los preparativos de las comerciantes para la venta de estos productos ya empezaron a acumular los diferentes productos que contienen cada una de las mesas especialmente para el mes de agosto. Esta tradición era muy arraigada en el campo, pero en las últimas décadas entró con fuerzas en las ciudades y penetró a las clases medias. La comercialización de mesas es cada vez más frecuente. Se conoce que esta tradición también está latente en provincias del norte argentino, Ecuador, Perú y Chile.

Monday, June 25, 2018

Santa Cruz Tradición se apoderó de San Juan en Porongo

Faltaban varias horas para que el jolgorio en Porongo comience. A las 15:00, varias calles del municipio cruceño ya estaban cerradas para comenzar a recibir a los visitantes que año a año llegan a esa población, ubicada a 30 kilómetros de la capital cruceña, con el fin de celebrar la fiesta de San Juan, el patrono del lugar.

Las actividades para esta fiesta son puntuales y es por eso que a las 16.00 comenzó la procesión desde la Iglesia del pueblo hasta el río Piraí (a unos tres kilómetros). El párroco Osvaldo Peña comandó la tradicional caminata que va en busca del agua que se utilizará para el bautizo “de los nuevos porongueños”, dicen los habitantes.

A ‘Puga’ Salvatierra lo conocen todos los lugareños, porque desde hace más de 20 años es quien acompaña la caminata tocando la hoja y al son de la tamborita. “Fue mi hermano quien me enseñó. Es un talento que ha ido pasando de generación en generación en mi familia”, cuenta Salvatierra.

Al llegar al río, el padre Peña bendijo el agua rodeado de los jóvenes que este año darán su confirmación, además de algunos familiares y las beatas del pueblo.

A las 19.30 horas comenzó la misa donde se bautizó a 13 niños. Para este acto especial estuvieron como invitados el gobernador Rubén Costas y autoridades del lugar.

A la medianoche las brasas que fueron encendidas más temprano se esparcieron por el suelo y se invitó a los más ‘corajudos’, pero sobre todo, a quienes tienen fe en su santo patrono, a cruzarlas descalzos. ¿Las ampollas? No faltaron quienes se llevaron ese recuerdito a casa. (Agencias)

Tuesday, April 3, 2018